LA REVERSIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

system-954972_960_720

 

Juan Manuel Del Campo Vera

Secretario de Política Sectorial

Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO

 

 

Desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO (FSC-CCOO),  se ha apostado históricamente por una defensa de la gestión pública directa de los servicios públicos, centrada en una premisa claramente contrastada, la gestión pública directa es mucho más eficiente en cuanto que permite una mayor calidad en la prestación de los servicios públicos, a un coste menor que la gestión privada de los mismos.

La actual situación de cambio político en nuestro país, junto a la puesta en marcha de una reestructuración del sector público tendente a reducir el déficit público esta provocando la decisión de los Gobiernos de las Corporaciones Locales y Autonómicas a revertir la gestión directa a las Administraciones Públicas, servicios que en su día han sido externalizados / privatizados.

Desde la FSC-CCOO defendemos el retorno a la gestión pública directa de los servicios externalizados y/o privatizados, bajo los criterios de mantenimiento del empleo y los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras,  sin olvidar en todo ello el respeto a los principios de acceso al empleo público, como pilar fundamental del diseño de nuestro Estado de Derecho, y de garantía de la imparcialidad en la actuación de las Administraciones Publicas, y por ende de los empleados y empleadas públicas en el reconocimiento de los derechos y deberes de toda la ciudadanía.

La FSC-CCOO promueve por lo tanto una gestión de lo público basada en los siguientes planteamientos generales:

  • El papel determinante de las Administraciones Públicas en el desarrollo e implementación de la política de distribución de la riqueza y desarrollo territorial equilibrado en nuestro país.
  • El fortalecimiento del sector público y su capacidad de intervención como motor de desarrollo económico y social.
  • La consolidación, extensión y garantía de una gestión de servicios públicos eficiente, profesional y de calidad, como instrumento de igualdad y calidad de vida.
  • Una financiación pública suficiente, progresiva y basada en la tributación de las rentas y el patrimonio.
  • La gestión directa y profesional de servicios públicos, como medio de recuperar el gasto público para los servicios a la ciudadanía.
  • Garantía y protección de los derechos laborales y profesionales de las personas asalariadas vinculadas a la prestación de servicios públicos.

Ya que la FSC de CCOO no disputa la hegemonía política en procesos de elecciones políticas, ni es responsable de la acción de gobierno de lo público, con la que confronta y concierta. En su caso, mediante acciones de propuesta o respuesta, su posición en cada caso podrá variar entre:

En primer lugar, apoyar y, en algunos casos, impulsar la reversión a la gestión pública directa de algunos servicios, como parte de los procesos de negociación laboral y para contribuir a la defensa del empleo y las condiciones de trabajo del personal asalariado, así como a la extensión y consolidación de unos servicios públicos de calidad y en equidad.

En segundo lugar, confrontar con las propuestas que puedan representar un elevado incremento del riesgo financiero, para los servicios básicos y/o esenciales,  ponderando el interés social y local, para el empleo público existente o para los derechos del personal asalariado adscrito al servicio y/o empresa integrada. La confrontación sobre alguno de los elementos esenciales del proceso no puede extenderse a la oposición al cambio de modalidad de gestión.

La adopción en todo caso, de una postura u otra por parte de la FSC de CCOO, dependerá de:

  • Situación de sostenibilidad de la administración titular y del sector público de referencia.
  • Acuerdo global por el empleo, la consolidación, estabilidad y acceso al empleo público en el sector público de referencia. Garantía de los derechos del empleado público.
  • Dimensión e impacto social y local del proyecto global de reversión de servicios en la legislatura.
  • Garantía de sostenibilidad global y financiación suficiente del servicio concreto cuya reversión se propone.
  • Dimensión (competencia, servicio básico, esencial…) del servicio.
  • Proyecto de gestión:
    • Valoración del tipo de ente y régimen jurídico de gestión que se propone.
    • Indicadores económicos (gasto y ahorro) y de mejora en eficiencia, calidad y equidad contenidos en el proyecto de gestión.
  • Proceso de negociación e intervención sindical en el proceso de reversión (buena fe negocial, información, calendario de reuniones…)
  • Acuerdo específico de subrogación del personal asalariado, mantenimiento del empleo y condiciones de trabajo. Calendarios de ejecución de OEP, de consolidación, y homologación e integración en las condiciones de referencia del ente o entidad receptora.